seeducansolos

Blog sobre aprendizaje, crecimiento…

Mi currículum julio 24, 2012

Filed under: reflexion personal — seeducansolos @ 17:00

Así es como creo que he llegado hasta aquí.

– Colegio, instituto, universidad y cursos: lo normal, vaya, lo mismo que todo el mundo. Vas a clase, escuchas y con suerte apruebas… También incluyo en esta categoría libros, y cursos no oficiales.

Master nº 1, las madres: donde de verdad comenzó mi formación, cuando de verdad empecé a ver que las cosas no eran como yo creía, fue cuando empecé a tratar con madres. De ellas aprendí cosas básicas acerca de la vida, eso que es tan obvio que no se enseña en ninguna parte, y por eso hay muchísima gente que vive sin saberlo. Aprendí que los bebés saben nacer, que lo normal es parir sin cicatrices, que los bebés toman teta, y que los niños pequeñitos pueden aprender cualquier cosa en las condiciones adecuadas. No fue tanto las cosas concretas que me enseñaron (que fueron un montón) como los procesos personales que vi: su trabajo día a día por cambiar, por superarse a sí mismas, por ser el tipo de persona que querían ser, su nivel de implicación, el apoyo que se dan las unas a las otras … Sus reflexiones no tienen precio. Nunca podré agradecerles lo bastante a todas esas mujeres que compartieron su experiencia conmigo, que andaron el camino antes que yo y que pusieron a la disposición de las demás sus atajos. Su experiencia y sus reflexiones me abrieron los ojos, me hicieron ver otras formas de hacer las cosas. Fue sin duda, la parte más importante y trascendente de mi formación.

Master nº 2, mis hijos. Fue una suerte que cuando llegaron mis hijos yo ya tuviera tantas cosas claras, que ya conociera a tantas personas que entendían el crecimiento de una forma diferente. Cuando llegaron mis hijos yo ya tenía muchísimo camino andado, pero aún así, para la maternidad no se está preparado nunca. Mis hijos me pusieron las pilas y entre otras muchas cosas, me dieron unas buenas bofetadas de humildad.

Master nº 3, mis alumnos: Otra vez, fue una gran suerte que yo fuera educadora antes que maestra, que yo conociera el aprendizaje antes que la enseñanza. Esto me ha permitido diferenciar las dos actitudes en mí, y puedo trabajar en los dos aspectos diferenciando uno de otro. Cada año me encuentro con unos niños diferentes, por lo que es inevitable que cada año aprenda cosas diferentes trabajando con los niños que me sufren.

Hoy en día continúo formándome por estas 4 vías, que muy a menudo se entrecruzan y se mezclan. No hay una más importante que otra, pues de todas ellas saco cosas que me enriquecen. Espero no terminar nunca mi formación.

Anuncios
 

Qué quiero para mis hijos julio 15, 2012

Filed under: reflexion personal — seeducansolos @ 15:28

Lo que yo quiero para mis hijos:

– quiero que aprendan, no que les enseñen

– quiero que conserven su capacidad de juego

– quiero que tengan hábitos de trabajo

– quiero que tengan respeto, por sí mismos y por los demás

– quiero que trabajen con su ritmo y en sus intereses particulares

– quiero que tengan influencias variadas, que les rodee gente diferente que comparta sus intereses y su trabajo con ellos

– quiero que no les enseñen que aprender es difícil, o que hay una única forma de hacer bien las cosas

– quiero que conserven su curiosidad

– quiero que sepan buscarse la vida

– quiero que sean diferentes, que sean ellos mismos, y que valoren esa diferencia en los demás

– quiero que sean lo que ellos quieran, que trabajen en lo que quieran y que sigan su propia deriva personal

– quiero que tomen decisiones

– quiero que sean críticos, que no se dejen engañar

– quiero que tengan lagunas porque hay cosas en las que no han trabajado. No quiero que crean que no se les da bien hacer algo porque alguien intentó enseñarles

 

La motivación julio 5, 2012

Filed under: Uncategorized — seeducansolos @ 09:51

Ha ce tiempo asistí a un curso para maestros acerca de la motivación del alumnado.

Hice el curso, porque no conozco la “teoría” oficial de cómo funciona la motivación. Es una parte del proceso de enseñanza-aprendizaje que no me gusta nada. Veo su importancia, pero no acabo de decidirme a utilizarla. No acabo de verle el sentido: si el trabajo que vamos a realizar es interesante, los niños ya lo ven, no hace falta motivarlos; y si en trabajo que vamos a hacer es aburrido, no me parece justo engañarte haciéndote creer que no lo es.

Básicamente, es que prefiero hacer actividades que ya son motivantes, que motivar.

Los que siguen el blog, ya conocen mi forma de ver el proceso de enseñanza-aprendizaje, y ya conocen que yo prefiero trabajar con la motivación que ya tiene el niño.

EL CURSO:

El curso lo impartieron dos autoridades en la materia: José Escaño y María Gil.

Básicamente, nos contaron que para motivar a un niño podemos tirar de 5 hilos diferentes:

– se le puede motivar al niño, enganchándolo por un proyecto personal: haciendo que el trabajo escolar forme parte de su proyecto de vida, por ejemplo, si el niño quiere ser abogado, necesita estudiar

– contenido: el niño puede sentirse atraído al estudio, porque le interesa o hacemos atractivo el contenido a estudiar

– habilidades: el niño se siente motivado al trabajo porque se le da bien, o porque está utilizando herramientas que le gustan

– relación con el profesor: el niño trabaja porque tiene una buena relación con el maestro y quiere agradarle

– relación con los compañeros: el niño trabaja gracias al apoyo y a la motivación de sus compañeros

Explicaron que lógicamente, un profesor no puede utilizar los 5 tipos de motivación, ya que cada uno se siente más cómodo utilizando 1 ó 2 hilos, y que lo normal es utilizar esos, 1 ó 2. Dijeron que no tenemos que sentirnos abrumados con la responsabilidad de nuestra tarea, porque hay niños que, aunque nosotros lo hagamos perfecto, no se pueden llegar a motivar.

En ningún momento se habló de la motivación intrínseca, ni de cómo hacer para que ésta no desaparezca.

MI OPINIÓN:

Pues en mi opinión, continúo pensando que los niños no necesitan motivación, puesto que creo que ya tienen motivación de sobra. Cualquiera que tenga un hijo pequeño, puede comprobar que no para de hacer cosas, crecer y aprender, sin motivación externa.

El curso se enfocaba en motivar al niño para el trabajo escolar (resolver ejercicios y estudiar el libro de texto). Realmente lo planteado resulta útil cuando lo que quieres es imponer una enseñanza concreta, una actividad escolar o un contenido. En ningún momento se habló de la posibilidad de que cada niño trabajara según su interés.

Pero cuando un niño trabaja desde su propio interés, con las condiciones de las que nos habla la educación creadora, trabaja con los 5 tipos de motivaciones. Y no hay fracaso posible: siempre, todos los niños pueden.

En mi opinión, al niño le mueve su motivación intrínseca, y si le hacemos trabajar en cosas que no le interesan, lo único que se consigue es que no se trabaje esa motivación intrínseca, ese interés personal, y que al final acabe desapareciendo. La prueba de esto que digo está a la vista de todo el mundo: a los niños de tres años, que comienzan su escolarización les interesa prácticamente TODO, son niños con interesas y capacidad de trabajo. Pasan años y años trabajando en lo que les toca (ahora el cuerpo humano, ahora Picasso, ahora dividir…) y su interés se extingue. Al salir de la escuela, son muy pocos los que conservan algún interés personal y trabajan en él. Y son muchos los que no saben qué hacer con su vida, a los que les da igual hacer derecho que empresas. Esto es un hecho, y ocurre aún cuando los maestros sean capaces de hacer motivador el trabajo.

Otras entradas acerca del trabajo desde el interés personal:

 

 
A %d blogueros les gusta esto: